domingo, 18 de abril de 2010

Héroes y Villanos en el Musac









¿Son los villanos inherentemente más interesantes que los héroes a los que enfrentan? Al menos, son tan indispensables y quizá incluso más.

Según la wikipedia, Un heroe es cuya persona que realiza una accion valiente y muy bien agradecida. Una persona se convierte en héroe al realizar una hazaña extraordinaria y digna de elogio. Las hazañas tradicionales son exterminar monstruos y salvar a gente de una muerte segura. Un héroe satisface las definiciones de lo que se considera bueno y noble en su cultura de origen. Sin embargo, en la literatura y especialmente en las tragedias, el héroe puede también tener graves defectos que le llevan a la perdición, como en el caso de Hamlet.

A veces una persona anónima puede alcanzar suficiente prestigio como para convertirse en un héroe circunstancial para sus conciudadanos. Esto suele ir acompañado de un aumento mediático exagerado de las acciones de esa persona, atribuyéndole valores superiores a los del resto de los mortales.

Algunos comentaristas sociales prescriben la necesidad de héroes en épocas de agitación social y falta de confianza nacional, vista como una necesidad de modelos de conducta virtuosos, especialmente para los jóvenes. Tal forma de crear mitos puede haber funcionado mejor en el pasado: las tendencias actuales pueden confundir a los héroes y su culto con el culto a la simple celebridad.


En contraste, un villano es una persona malvada, especialmente en la ficción. Hay muchos estereotipos sobre los villanos. En la era del cine mudo los villanos tenían que parecer muy siniestros «visualmente». Los estereotipos más habituales incluyen ropa negra (con frecuencia bastante formal: capas, sombreros altos, etcétera), pelo facial, rasgos afilados, y una expresión facial perpetuamente «enfadada». Otros estereotipos villanescos incluyen la costumbre de la «risa malvada», una voz estirada y aduladora, y un arrogante exceso de confianza en sí mismo que le lleva a explicar innecesariamente sus siniestros planes. Existe el estereotipo contrario del villano hermoso que parece un héroe, pero cuya personalidad y actitud revelan una naturaleza diabólica.

La tradición de la pintura mural
La pintura mural es un ritual de ocupación y resistencia (a veces un tanto obsoleto). Temas recurrentes son las imágenes y mensajes de resistencia, la promoción de la paz mundial, la justicia, la equidad social, la confraternidad entre los pueblos y las distintas culturas del mundo... Lo más importante a la hora de planificar un mural es prever el impacto del mensaje y buscar una estética urbana. La pintura mural es un soporte que acerca el arte a la comunidad y propicia el intercambio de mensajes.

Gracias a Manu y a Marcos (Mundo goloso), dos expertos en el tema, a la familia Martínez que siempre está ahí apoyando nuestros proyectos y a Ana y Juan Diego (Q-art soluciones de diseño) que hacen las mejores chapas del mercado y al mejor precio.